Pelea de Logan Paul vs KSI fue más vista en Twitch que en YouTube


Después de meses de exageración, las celebridades de YouTube Logan Paul y KSI finalmente intercambiaron golpes frente a millones de personas. Se suponía que la forma oficial de ver la pelea era una transmisión de pago por evento en YouTube que cuesta $10, pero parece que la mayoría de los fanáticos encontraron otras alternativas de ver el evento.

Las transmisiones pirateadas del combate de boxeo parecían estar en todas partes en las redes sociales: en Twitter, una de las principales emisoras tenía a 70,000 personas sintonizando Periscope. La plataforma de Twitch parecía ser el preferido por la mayoría de las personas que buscaban transmisiones no oficiales. En su apogeo, más de un millón de personas usaban Twitch para ver una pelea en YouTube.

La transmisión más grande en Twitch tenía más de 400.000 espectadores, pero docenas de otras transmisiones no oficiales elevaron la cuenta general mucho más.

Por el contrario, el flujo oficial tenía alrededor de 773.000 espectadores de manera acumulativa, lo que significa que lo que repetidamente se ha promocionado como el "evento más importante" en YouTube terminó siendo más visto en Twitch.

La preparación para la pelea fue larga y muy embarazosa, pero a pesar de todo ha captado la atención de YouTube en general, gracias a la narrativa que rodea a los hermanos Paul. A principios de este año, Logan Paul provocó una gran controversia después de filmar un cadáver en Japón, mientras que su hermano Jake Paul, se hizo famoso por ser desagradable. La narración de la pelea, según los hermanos Paul al menos, fue que presentaba una oportunidad para que el dúo se redimiera frente a sus fanáticos. Si bien ese resultado específico aún está en debate, Jake Paul ganó la primera pelea contra el hermano de KSI, ComedyShortsGamer, y la pelea principal terminó empatada. KSI y Logan Paul están en conversaciones para hacer una revancha en algún momento, y Jake Paul celebró su victoria al desafiar a Chris Brown a una pelea.

Con la tecnología de Blogger.