Ads Top

Sony confirma la llegada del Sony A7R II con una resolución explendida

sony_london_2015_1

Uno de los estudios cinematográficos de Reino Unido aquí se ruedan muchas de las escenas del célebre agente 007, nos aseguran ha sido el lugar escogido por Sony Europa para estrenar sus nuevas A7R II y Cyber-shot DSC-RX10 II y RX100 IV. Una puesta de largo por triplicado en los Pinewood Studios, situados a las afueras de Londres, en la que no ha habido sorpresas en el guion ni estrellas de última hora.

Tampoco agentes secretos capaces de salir de allí con imágenes de muestra de los modelos de preproducción mostrados a la prensa. Y es que, como suele pasar en estos casos, no estaba permitido disparar fotos con ellos para comprobar el potencial del captor de 42 megapíxeles del último cuerpo de la saga A7 o los CMOS apilados que emplean las nuevas RX.

Precisamente el sensor retroiluminado también el primero de este tipo en un captor de 24 x 36 milímetros es la pieza clave de esta A7R II. Según han apuntado desde Sony, gracias a él la cámara puede combinar una resolución de más de 40 millones de puntos con una sensibilidad de hasta 102.400 ISO y unas ráfagas de 5 fotogramas por segundo.

El sistema de enfoque híbrido con 400 puntos, el visor electrónico mejorado y por supuesto la grabación de vídeo 4K y el estabilizador integrado de 5 ejes completan la lista de principales prestaciones de la que, con permiso de la A7S (a la que deja en una posición un tanto incómoda) y la todavía joven A7 II, se ha convertido en el nuevo buque insignia de Sony.

4K también para las RX


También el sensor juega un papel fundamental en la renovación de las dos Cyber-shot DSC-RX que se han dejado ver hoy por primera vez y que se pondrán a la venta este próximo verano.

Un CMOS de una pulgada y 20 millones de píxeles que no registra cambios en esos dos datos pero que sí apuesta por una nueva estructura apilada (stacked) que permite optimizar la superficie sensible y mejorar la velocidad de lectura añadiendo una nueva memoria intermedia DRAM, según explican desde Sony.

Una combinación que se traduce en ráfagas de hasta 16 fotogramas por segundo en el Sony A7R II (14 en la nueva RX10 II), obturación electrónica de hasta 1/32.000 de segundo (sin efecto gelatina gracias a esa velocidad de lectura), secuencias de vídeo de alta velocidad de hasta 1.000 fotogramas por segundo reduciendo la resolución, y vídeo 4K. En el caso de la RX100 IV, eso sí, este formato queda limitado a un máximo de 5 minutos con un flujo de datos de 100 Mbps, mientras que la RX10 II puede llegar a los 29 minutos de grabación continua.

El precio de la cuarta generación de la RX100 será de unos 1.150 euros notablemente más cara que su predecesora, mientras que la RX10 II costará unos 1.600 euros.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.